ALIMENTACIÓN DE LAS AVES RAPACES

ave rapaz aguila calva cazando pescando

Las aves rapaces conforman un grupo muy heterogéneo respecto a la alimentación de cada especie, sin embargo todas comparten una relación de consumidores secundarios, es decir, se alimentan de otros animales ya sean invertebrados, vertebrados u otros como carroña.

También te puede interesar: Águila o aguililla de Harris

Entre todo esto predomina la caza de pequeños mamíferos y diversas aves, así como insectos, reptiles, anfibios, peces y un gran etcétera. Una única especie se alimenta de vegetales y, aunque no sea exclusivamente vegetariana puede ser considerada como tal y corresponde al buitre palmero, propia del continente africano.

ALIMENTACIÓN DE LAS AVES RAPACES

Según el tipo de alimentación de cada especie, las aves rapaces pueden sufrir adaptaciones específicas en diversas regiones de su anatomía, de esta manera se les facilita la captura de sus presas, y pueden ejercer un mayor aprovechamiento del alimento.

Para el estudio de la alimentación de estas aves, se realizan observaciones de las presas aportadas a los nidos, o de alimentos no digeridos de algunas especies de rapaces, tanto nocturnas como diurnas, que pueden estar compuestas por plumas, huesos, y otras partes de presas no digeridas.

ave rapaz halcon a punto de cazar

Aves diurnas

Las aves rapaces diurnas se alimentan de presas vivas. Su alimentación varía según el tamaño de las especies, por ejemplo un rapaz de pequeño tamaño, como el cernícalo, tiene una dieta basada en pequeños mamíferos, aves de pequeño tamaño y gran cantidad de insectos. A diferencia de éste, los rapaces de mayor tamaño como el águila real, se alimenta de mamíferos más grandes, estas rapaces matan a sus presas con su pico y sus garras, ayudándose en ocasiones de impactos a grandes alturas.

La dieta de las rapaces diurnas es muy extensa, desde insectos, pequeños roedores, peces, mamíferos y diversas aves incluso, de manera ocasional, la mayoría de las aves rapaces pueden alimentarse de la carroña.

Aves nocturnas

Los búhos y las lechuzas poseen una dieta carnívora muy estricta y el tamaño de la presa suele ser proporcional al ave. La variedad en la caza es inmensa, de esta manera se pueden encontrar presas pequeñas como polillas, grillos, saltamontes, y arañas, entre otro tipo de invertebrados.

Otras más grandes como roedores, y muchos más grandes como aves o peces. Sin embargo salvo ciertas excepciones, las rapaces nocturnas no tienen cierto interés en comer variedad de presas vivas. De manera ocasional, estas aves pueden alimentarse de carroña cuando hay escasez de alimentos.

Ave de presa pescando

Algunas rapaces nocturnas de menor tamaño, como autillos y mochuelos, tienen una dieta más exclusiva de invertebrados como insectos y arañas. Las rapaces de tamaño medio, se alimentan sobre todo de roedores, mientras que las más grandes, como el búho real, atacan a presas de mayor tamaño como garzas, zorros, águilas, e incluso ciervos.

Las aves de presa nocturnas de pequeño tamaño, tragan el alimento entero, a diferencia de las nocturnas mayores que desmenuzan en pequeñas partes a su presa con la ayuda de su pico, antes de engullir el alimento con plumas y huesos.

Estas aves, solo pueden digerir los tejidos blandos, es decir, los músculos, las grasas, y el tejido conjuntivo. De esta manera, los huesos, el pelo y las plumas deben ser expulsados al exterior. Este proceso ocurre voluntariamente pasadas unas diez horas y, una vez finalizado dicho proceso, el desecho expulsado recibe el nombre de egagrópilas.

Ave de presa cazando, aguila y su presa

Una de las diferencias más marcadas entre las aves nocturnas y el resto de las aves de este tipo es que las primeras carecen de buche y molleja. De esta manera, el alimento permanece un menor tiempo en el tracto digestivo y la digestión ocurre de manera menos efectiva.

Carroñeros

Las aves rapaces carroñeras, son depredadores que consumen cadáveres animales alimentándose de estos sin haber participado en su caza. Cuando algún ejemplar detecta un cadáver, es cuestión de minutos para que vayan llegando diversas aves necrófagas.

Muchas aves rapaces se aprovechan de la carroña frente a la escaza disponibilidad de presas en su territorio. Entre las aves rapaces que se dejan ver con mayor frecuencia en esta área se encuentra el milano y el águila real, además del águila imperial.

Los carroñeros son muy importantes y útiles para el ecosistema, permitiendo de esta manera eliminar los restos orgánicos contribuyendo al reciclaje biológico.

Rapaces especialistas

Las aves rapaces especialistas, son aquellas que se adaptan para ocupar un aspecto muy concreto, y lo desarrollan de manera eficiente de modo que nadie pueda hacerle competencia. Entre estas especies, se pueden encontrar los quebrantahuesos,el águila imperial ibérica, o el águila culebrera. Estas especies se encuentran altamente especializadas en huesos de ungulados y conejos.

Rapaces generalistas

Las aves rapaces generalistas poseen un espectro trófico mucho más extenso, estas aves no se especializan en determinadas presas. Su caza, puede variar según las diversas épocas del año, la facilidad de captura de las mismas, o la disponibilidad de las presas en su hábitat. Como ejemplo de rapaces que utilizan este tipo de estrategia, se encuentran los milanos o los aguiluchos.