BÚHO REAL

buho real

El búho real, es una especie de estrigiforme perteneciente a la familia Strigidae. Su distribución es bastante amplia, pudiendo encontrarse en Europa, Asia, y África, siendo más común en el noreste de Europa, abarcando la zona que rodea el mediterráneo, y la península ibérica.

También te puede interesar: Águila o aguililla de Harris

Su nombre científico “bubo bubo” deriva de la onomatopeya de los sonidos que esta rapaz nocturna emite. Incluso, es conocida como bubo desde la Edad Media.

Es considerada la rapaz nocturna de mayor tamaño, con una longitud de 29 a 73 cm de alto, y de 138 a 170 centímetros de envergadura. En cuanto a su peso, oscila entre los 1,5 a los 4 kilogramos.

Su principal característica viene representada por sus dos mechones de plumas a los lados de la cabeza, que crean un efecto de  línea en forma de V entre los ojos de un color de iris naranja, además posee un vientre pálido y el dorso jaspeado y oscuro con algunas manchas claras. La diferencia más marcada entre los ejemplares machos y hembras viene representada por la forma más erizada en los machos de las plumas a los lados de la cabeza.

BÚHO REAL

El vuelo del búho real, es directo y potente, con planeos frecuentes. Su voz, es un aullido tan profundo que puede oírse hasta a 2 kilómetros de distancia. Cada individuo puede ser identificado por medio de su voz, debido a que poseen un aullido especifico.

vuelo buho real

Aproximadamente el 80% de los ejemplares de esta especie no alcanzan el primer año de vida. Posterior a esto, los que superan esta etapa crítica, pueden llevar una vida de hasta 20 años. En cautividad, se han documentado casos de algunos ejemplares que han alcanzado hasta los 60 años de edad.

Alimentación del Búho Real

En cuanto a su alimentación, se trata de un superdepredador, el búho real se encuentra en los niveles más altos de la cadena trófica. Su principal dieta, viene representada por pequeños roedores, liebres, ardillas, conejos, ratas, palomas, erizos y mirlos. Incluso, es capaz de cazar ciervos de hasta 10 kilogramos.  De forma menos usual, puede cazar ranas, peces o diversos insectos de gran tamaño. Incluso, es capaz de cazar otras especies carnívoras como zorros, algunas especies de búhos o distintas aves de presa.

Estas especies cazan durante la noche, prefiriendo los lugares abiertos. Esta rapaz, posee un conjunto de características excepcionales para la caza, entre éstas destacan su silencioso aleteo, unido a su gran visión nocturna y su agudeza auditiva.

Hábitat del Búho Real    

El búho real puede encontrarse en una gran cantidad de hábitats, que van desde zonas semidesérticas, estepas, bosques templados y hasta en la tundra. La presión antrópica ejercida durante gran parte del siglo XX hizo que las poblaciones de esta especie retrocedieran quedando relegadas en zonas montañosas inaccesibles. Sin embargo, actualmente se han recuperado gran parte de las zonas de su distribución.

buho real mirada

Estas rapaces nocturnas son muy territoriales. Para marcar su territorio, suelen utilizar diversas señas que indican su ocupación, las más características son los cantos territoriales o  el marcaje de diversas rocas con heces. La extensión del territorio varía según ciertos factores como la disponibilidad de las presas, o la densidad de parejas en su vecindad.

Reproducción del Búho Real

Los ejemplares de distinto sexo de esta especie tienden a vivir de manera independiente, juntándose únicamente al llegar la época del cortejo. Al encontrar un sitio en buen estado para la cría, cavan un pequeño hoyo y emiten una serie de cantos característicos como llamada.

El nido de esta especie está representado por una cavidad sin tapizar principalmente en troncos de árboles o acantilados. Posee una sola puesta al año, generalmente de entre 2 a 6 huevos, ya sea en invierno o principios de la primavera, siendo muy sensibles al entorno que los rodea, pudiendo retrasarse la puesta o reducirse si no se cuenta con el espacio o la comida suficiente.

La hembra, es la responsable de incubar los huevos mientras que el macho se encarga de conseguir el alimento. La eclosión de los huevos se da en un lapso de 36 días. Estos polluelos, son semi-nidicolas, es decir, salen del huevo sin estar completamente desarrollados, poseen un plumón blanco, que mudan por un plumón de color pardo a los 10 días luego del nacimiento. Durante este periodo, el macho colabora activamente con la tarea de alimentación, sin embargo, la hembra es la principal responsable del cuidado de los pollos recién nacidos.

Pasadas tres semanas desde el nacimiento, las crías ya son capaces de alimentarse y tragar por su propia cuenta. A los dos meses empiezan a volar unos pocos metros, estando cubiertos totalmente de plumas a los 4 meses de vida.  Esta etapa, corresponde a un periodo de alta vulnerabilidad a los depredadores, sin embargo su plumaje le da un camuflaje característico.

Al finalizar el otoño, se desplazan en busca de un nuevo territorio desocupado. Estas especies, pueden alcanzar la madurez sexual al finalizar su primer año de vida.