ÁGUILA PESCADORA

El águila pescadora, según su nombre científico –Pandion haliaetus– es una especie de ave accipitriforme perteneciente a la familia Pandionidae. También conocida como guincho, halieto o gavilán pescador es un ave de presa que se encuentra ligada al medio acuático teniendo una alimentación piscívora por excelencia y una amplia distribución por todos los continentes, conociéndose cuatro subespecies diferentes.

Descripción y características

Considerada un águila de mediano tamaño, tiene una longitud entre 50 y 60 centímetros. Su envergadura alar oscila entre los 150 a 165 centímetros y  un peso comprendido entre uno a dos kilogramos.

También te puede interesar: Águila o aguililla de Harris

Su plumaje dividido, posee un color castaño oscuro en su parte posterior y un color blanco en su parte inferior. La cabeza es blanca, con una máscara color café que se extiende desde el perímetro de cada ojo hasta sus alas. Los ejemplares jóvenes tienen diferencias marcadas en cuanto al color de su plumaje, en general, por poseer un color más pálido. Entre ambos sexos, los machos poseen un cuerpo más delgado con alas estrechas.

El águila pescadora posee un pico fuerte y ojos amarillentos. Sus largas y puntiagudas patas poseen garras redondeadas las cuales facilitan la capturar de sus presas. Sus cuatro dedos poseen la misma longitud, con la capacidad de revertir uno de ellos quedando de esta manera dos dedos adelantes y dos atrás, para asegurar a su presa.

En vuelo, estas rapaces exhiben una silueta muy característica, con una cola corta y las alas estrechas y anguladas. Suelen realizar planeos antes de zambullirse para atrapar a los peces. Entre los sonidos que emiten, son perceptibles dos tipos de sonidos, entre los cuales destacan una especie de silbido débil mayormente utilizado en su lecho nupcial, y una alarma que asemeja a un kiu, kiu, kiu, entonado durante el vuelo.

Distribución y hábitat

El águila pescadora posee una amplia distribución, pudiendo encontrarse en todos los continentes con excepción de la Antártida. Esta especie cosmopolita es una de las rapaces con mayor distribución a nivel mundial.  Se encuentra en mayor proporción en Alaska, México, Argentina, Estados Unidos, Inglaterra, Irlanda, Islas Salomón, China, Australia, Fiji e Indonesia.

En la actualidad, en España, únicamente se encuentra en Baleares, Canarias, y las islas Chafarinas. Como invernante se observa frecuentemente en Andalucia, Extremadura y la Comunidad Valenciana.

El hábitat de esta ave de presa se caracteriza por poseer agua dulce o salada, como ríos, lagos, pantanos, costas  y marismas. Utilizando generalmente cuevas y copas de los árboles para anidar.

Alimentación

Es un ave de presa que mantiene una dieta adaptada al pescado. Sus fuertes patas rodeadas de escamas la hacen especialista para la captura de las presas. Poseen la capacidad de obstruir sus fosas nasales y así evitar el paso de agua durante las inmersiones.

Su dieta se basa en un 99% en carne de pescado. Pudiendo cazar de igual manera pequeños roedores, anfibios y moluscos. Su técnica de caza consiste en localizar a sus presas desde el aire, para zambullirse posteriormente. Sus escamas y uñas son tan efectivas, que en ocasiones se les dificulta soltar a un pez pesado, pudiendo incluso llegar a morir por hipotermia o ahogamiento si no son capaces de nadar hasta la orilla.

Reproducción

El nido del águila pescadora consiste en una gran plataforma hecha por pequeños palos, construidas en las copas de los árboles, cuevas, postes telefónicos, o diferentes plataformas artificiales. Son considerados monógamos y reutilizan el nido durante todos los periodos de reproducción.

El cortejo se da inicio en el mes de Mayo, donde se realizan grandes vuelos acrobáticos en las alturas del nido, con diversas caídas en picadas hasta casi rozar el suelo. También se observan diversas persecuciones entre la pareja en los arboles próximos al nido.

La puesta de esta rapaz consta de dos o tres huevos de color blanco moteado, los cuales son incubados durante un periodo de cinco semanas aproximadamente. Esta incubación es llevada casi en su totalidad por la hembra, donde el macho se encarga de aportar el alimento necesario. Los polluelos son capaces de ejercer su primer vuelo a los 50 días posterior a la eclosión, y son capaces de independizarse pasados los dos meses. La esperanza de vida del águila pescadora ronda los 20 a 25 años.

Comportamiento del Águila Pescadora

Esta ave rapaz de naturaleza diurna puede ser considerada sedentaria o puede mantener tendencias migratorias. No es considerada un ave muy sociable, sin embargo, tampoco es un ave netamente solitaria puesto que se han identificado grupos de águilas durante periodos de reproducción, formando de esta manera colonias e, incluso, pudiendo cazar en grupos.

Para su comunicación se han identificados 8 sonidos distintos utilizados en diversos contextos, entre estos, uno de los sonidos característicos utilizados para comunicarse con sus semejantes es el antes mencionado que se asemeja a “Kiu,kiu,kiu”.

Amenazas

Se encuentra clasificada como una especie de preocupación menor. La pérdida de su hábitat, la electrocución con cables de alta tensión (ampliado en los últimos años con el crecimiento urbano) y la caza furtiva, se encuentran entre sus principales amenazas.